BUSCAR NOTICIAS POR
  • Temporada Argentina: Los vientos de cambio han llegado

Temporada Argentina: Los vientos de cambio han llegado
Temporada Argentina: Los vientos de cambio han llegadoTemporada Argentina: Los vientos de cambio han llegado

Temporada Argentina: Los vientos de cambio han llegado

Editorial de Pololine acerca de lo ocurrido el sábado en Palermo

Octubre 3, 2017
Octubre 3, 2017
Han sido horas revueltas las últimas en el polo argentino. Incluso, capaz hayan sido las que hayan desencadenado los cambios más determinantes de la historia moderna de este deporte en la Argentina, y por varios motivos. Para empezar, las flamantes autoridades de la Asociación Argentina de Polo han puesto de manifiesto sus intenciones de ser conciliadoras, pero, a su vez, han mostrado firmeza cuando intentaron desafiarlos con muestras de supuesto poder, que claramente ya no es tal.

La cronología desde el jueves hasta el sábado por la noche ha sido muy intensa. Todo comenzó el mencionado jueves cuando luego de una reunión, la organización de Tortugas quiso ser más rápida de lo que la situación le permitía, y salió a difundir y publicar algo que la AAP nunca había confirmado, ya que habían dejado asentado que debían tomar una determinación. Tortugas comunicó que las semifinales de su Abierto se disputarían el sábado en Pilar, a lo que todos los medios especializados, con excepción de Pololine, salieron a respaldar incluso sin la confirmación por parte de la AAP. La movida de Tortugas cayó muy mal en el seno de la entidad rectora del polo en Argentina.

Al día siguiente, mientras se disputaba la fecha final del Torneo Remonta y Veterinaria, llegó la comunicación por parte de la AAP de que las canchas de Pilar no estaban aptas para disputar las semifinales de Tortugas el sábado. Y a partir de allí se desataron varias cuestiones.

Por todos los medios, tanto la AAP como los protagonistas de las semifinales a disputarse, se pusieron a disposición para que las mismas se disputaran en Palermo o incluso en canchas privadas ante la imposibilidad de que se usaran las canchas del Tortugas Country Club por no estar en condiciones. Tanto desde la empresa comercializadora como también desde la dirigencia de Tortugas se mostraron reacios a negociar cualquiera de estas posibilidades.

Los jugadores y la AAP decidieron jugar en Palermo el sábado, lo que fue un rotundo éxito en términos de afluencia de público y de juego, aunque haya sido una simple jornada para difundir el polo y que todos puedan disfrutar de manera gratuita de los mejores jugadores del mundo. Seguramente, a partir de aquí, y de lo que ocurra durante la presente temporada argentina, habrá un punto de inflexión que modificará la manera en que se juegue la Triple Corona en el futuro próximo.

LO QUE VIENE

Aquí hay dos posibilidades. Por un lado, que la organización de Tortugas tome como oficiales los reusltados del sábado en Palermo, aunque ya salieron a decir que no lo iban a hacer. En ese caso, y ante la posibilidad latente de que el martes y miércoles no se jueguen las semifinales programadas, Tortugas realmente está en una posición de poca negociación. O acepta que La Dolfina y Ellerstina definan el certamen en sus canchas y bajo sus sponsors, o ni siquiera podrán brindarle a sus patrocinadores ese partido. Si esto ocurriera, la AAP estaría en condiciones de organizar la primera final de la Triple Corona de 2017. 

Pololine entiende que a partir de lo sucedido en Tortugas se generaron dos factores. Por un lado, la demostración de que el ex presidente de la Asociación Argentina de Polo no cuenta con ningún tipo de apoyo ni de poder dentro de la flamante dirigencia y que ha dejado de ser una figura de poder dentro del polo. Y, por otro, a partir del año que viene la AAP organizará integralmente la Triple Corona, administrando, decidendo y comercializando en su totalidad los tres torneos. Es lógico que ésto ocurra, ya que los intereses privados no pueden estar nunca por encima de los intereses generales del polo a la hora de tener que modificar un fixture, tanto por su sede como por su horario. O Tortugas y Hurlingham se aggiornan a lo que la AAP disponga, o la AAP organizará dos nuevos certámenes de los cuales participaran los equipos de alto hándicap, ya que en la actualidad los jugadores son parte del organismo y apoyarían esta medida.

Los tiempos de cambio en el polo argentino han llegado para quedarse; el horizonte es promisorio y los vientos de cambio han comenzado a soplar a favor. Bienvenidos sean.